El Festival de Berlín aplaudió “El custodio”

El Festival de Berlín aplaudió “El custodio”
La película del debutante Rodrigo Moreno fue muy bien recibida por la crítica. El film, protagonizado por
Julio Chávez, es un agudo retrato sobre la soledad encarnada en la vida del guardaespaldas de un ministro.
Otra buena noticia para el cine argentino. El film “El custodio”, del director Rodrigo Moreno, fue bien
recibido en la edición 2006 del Festival Internacional de Berlín. La película fue aplaudida por los críticos
presentes en el Palacio de la Berlinale, donde fue exhibida ayer. Nada mal para el debut.

Con un final imprevisto para los espectadores, la opera prima relata la historia de Rubén (Julio Chávez),
guardaespaldas de Artemio, el ministro de Planeamiento de la Nación (Osmar Núñez). El guión, escrito también por Moreno, fue premiado con el Sundance 2005 al mejor libreto latinoamericano.

“El custodio” se presenta en la pelea por el Oso de Oro y el director compite por primera vez en un festival
de este calibre. Y para él todo es satisfacción.

“La idea de escribir esta historia me surgió observando a un custodio real por la calle” en Buenos Aires”, indicó Moreno. Lejos de tener una trama policial, el acento está puesto en un tipo cuyo destino consiste en vivir en función de otro. Una especie de hombre invisible, que debe cuidar a un ministro menor, a alguien al que nadie quiere siquiera asesinar. Su oficio tiene algo de absurdo y mucho de sórdido. Tuve deseos de escribir la historia observando a un custodio real por la calle”.

Julio Chávez, galardonado con el premio al mejor actor en 2002 en el Festival de Biarritz (suroeste de Francia) por “Un oso rojo”, y también actor de teatro en Buenos Aires, traza un perfil exacto del custodio, un hombre parco en palabras, poco dado a mostrar sus emociones y de gran disciplina profesional.

“El custodio” compitió con “Der freie Wille” (también en estreno mundial), del realizador alemán Matthias Glasner, con Juergen Vogel y Sabine Timoteo en los papeles protagónicos de un film que ofrece otro retrato masculino inquietante: el de un violador reincidente.

Para Rodrigo Moreno -que debutó con uno de los cortos de “Mala época”- ya “la elección de la película para que compita en el Festival Internacional de Cine de Berlín es muy importante, no sólo para nosotros, sino también para el cine independiente argentino”.

Pero los aplausos que le brindó la prensa al final del estreno fortalecieron aún más su fe en la obra que ya entró en la carrera por los máximos galardones del festival.

http://www.losandes.com.ar