“Como quien mata a un perro” desarrolla el tema de la violencia

“Como quien mata a un perro” desarrolla el tema de la violencia en una familia en la que falta la ley. Una frase de Alejandra, uno de los personajes, resume toda la obra: “Lo que pasa es que en esta casa cualquier cosa puede terminar en cualquier cosa, y uno no sabe por qué”. Y es cierto, un marido que puede golpear a su esposa embarazada es la imagen más lograda de esa “cualquier cosa” a la que se refiere la obra. Pero también es inquietante la presencia de Maximiliano, un hombre de circo, representante del afuera, quien si bien también terminará golpeado, cumple el rol del testigo.

Personajes violentos y alterados desfilan por el teatro de Julio Chávez. Casi todos nacieron de sus talleres de trabajo, y eso se nota en la teatralidad de sus criaturas, en la factura dramática de sus textos y en la adecuada progresión de los conflictos que plantean sus obras.

Osvaldo Quiroga
LA NACION